Show cover of Dante Gebel Live

Dante Gebel Live

Conferencista, influencer, actor y conductor de televisión.

Canciones

El curioso caso de los Cohen
Si vives bajo ataque continuo, sientes la helada brisa del frío espiritual por las noches, el hambre por el pan fresco de Dios se está tornando insoportable, la sed por Su presencia te acaba de resecar la boca, tus finanzas no gozan de buena salud, y tus hijos están desprotegidos e insolados por la vida, tal vez sea porque, al igual que los Cohen, te has movido del centro de la voluntad de Dios para tu vida. Un mensaje para reflexionar en tus acciones y reconsiderar tu camino.
71:51 22/07/24
Soldados cansados
A veces, una muerte repentina, un divorcio o una quiebra financiera, nos deja al costado del arroyo y decimos: “Hasta aquí llegué”. Estamos en esa tierra intermedia donde parece que el tiempo se detiene; agotados y con una necesidad urgente de descanso. No un reposo físico; sino un sosiego espiritual. Y es en esas ocasiones que está bien quedarse en la retaguardia a descansar confiando en Su Palabra, mientras cuidamos del ‘bagaje’ de los que están en la primera línea de batalla. Recordemos que ser parte del ejército de respaldo del Señor es también un alto llamado en Jesucristo.
82:19 15/07/24
Agentes encubiertos
Hay muchísima gente que dice creer en Jesús, pero no están comprometidos con Él. Y es que “creer” es el primer paso; el segundo es “seguir”. Seguir a Jesús no es algo que uno pueda hacer de noche, como pretendía Nicodemo, cuando nadie lo notaba. No podemos ser “agentes encubiertos”. No hay forma de seguir a Jesús, sin que Él interfiera en nuestra vida. En algún momento el Espíritu Santo nos pondrá en una posición donde finalmente tendremos que decidir ser seguidores públicos de Cristo y cargar nuestra cruz. ¡Sólo al convertirnos en esclavos de Jesús, encontramos la verdadera libertad!
72:04 07/07/24
Orden de allanamiento
Si viviste una derrota repentina, un estancamiento financiero, o un fracaso personal o familiar que no logras entender, debes hacer un allanamiento urgente; una redada sorpresa en tu propio campamento para descubrir y confrontar al Acán dentro de tu ejército. Dios no intervendrá, hasta que nosotros mismos limpiemos el veneno que nos afecta. Debemos esforzarnos por eliminar aquellas cosas que llenan a nuestra vida, pero no nos nutren; sólo estorban nuestro desarrollo. Recuerda que, en las manos de Dios, ninguna derrota es aplastante. Quizás no podamos solucionar todos nuestros problemas ni desenredar todos nuestros nudos, pero sí podemos levantarnos e ir nuevamente a la batalla, de la mano de nuestro Padre. ¡Un mensaje retador!
76:32 01/07/24
Un extraño brebaje
Hay ocasiones en que la gracia de Dios está actuando en nuestras vidas, pero estamos demasiado ocupados quejándonos como para estar agradecidos por eso. ¿Te olvidaste de la vez que estuviste muy enfermo, cerca de la muerte, pero el Señor te levantó? ¿Recuerdas ese desastre financiero y cómo el Señor te dio salida y te ha guardado hasta hoy? ¿Y todavía te quejas? Bendiciones y quejas es la mezcla prohibida. No olvidemos que, en la Biblia, la idea de dar gracias no es una sugerencia ni una recomendación, sino un mandato. ¡Tenemos miles de razones para estar agradecidos!
79:01 24/06/24
Situación límite (La versión definitiva)
Todos hemos experimentado esas noches oscuras del alma, cuando el cansancio es abrumador y el sueño nos elude, cargados con preocupaciones y penas. Y aunque podemos permitirnos una noche de duelo, no podemos vivir toda la vida como si nunca amaneciera. Debemos adorar y alabar al Creador aun en las tormentas, tal como hizo Abraham en el monte Moriah al enfrentar el sacrificio de su hijo. Recuerda que cuando cantamos en medio de las crisis, tenemos el mejor público que un artista jamás podría soñar tener... Al mismísimo Dios y a millares de ángeles que nos envuelven con Su amor y celebran con júbilo nuestra fidelidad y nuestra fe.
67:55 17/06/24
La unción de la bestia
En algún momento en la vida, todos nos enfrentamos a “la bestia”; esa cosa que acecha en nuestro valle privado: desempleo, abandono, abuso, enfermedades, depresión, adiciones y relaciones tóxicas. Todo lo que nos quita la paz y nos succiona la alegría. Y quisiéramos evitar a esos gigantes; pero la vida no se trata de evitarlos, sino de enfrentarlos y vencerlos. Para eso, tenemos que aprender a ver nuestros enfrentamientos en el valle, como un lienzo en el que Dios pintará Su gloria. Corramos hoy a la línea de batalla para recibir “la unción de la bestia”, que nos prepare para confrontar al gigante del cual todos huyen.
74:26 10/06/24
Otro aburrido congreso de pesca
Cuando solamente valoramos lo que Jesús puede hacer por nosotros, no nos importa mucho el destino eterno de los demás; aunque asistamos a cientos de “congresos de pesca”. Pero el propósito de la iglesia no es solamente existir en aislamiento; es producir. Lo que sucede en los cultos y reuniones puede ser glorioso, pero no podemos mantener a Dios encerrado en un edificio. Nuestra vida, nuestros dones, talentos y recursos, e incluso nuestro tiempo, deben estar enfocados en cumplir el propósito de Dios. En el verdadero cristianismo, lo que quebranta el corazón del Señor, también quebranta el nuestro. Recordemos que ¡fuimos llamados a ser la sal del mundo!
75:45 03/06/24
El teléfono rojo
La mayor diferencia entre las personas que prosperan en la vida y las que no, no es el dinero, la salud, el talento, los contactos o las apariencias. Es la sabiduría; la capacidad de tomar buenas decisiones. Tenemos que dejar de pedirle a Dios que nos revele el futuro y que elimine todo riesgo de nuestras vidas. La oración será eficaz cuando dejemos de usarla como un sustituto de la obediencia. No nos preocupemos por conseguir el número del ‘teléfono rojo’ directo al Señor, enfoquémonos en obedecer lo que ya nos dejó en las escrituras. De ese modo, estaremos de manera orgánica en el centro mismo de la voluntad de Dios.
78:30 27/05/24
Deja tu cerebro en el bautismo
El enemigo de la fe no es la duda; es el descreimiento, es el dejar el cerebro en el bautisterio; negarse a pensar. ‘Amar a Dios con toda la mente’, conlleva el recuperar el sentido común y perderle el miedo a ensanchar la mente. Al Señor no le molesta que vayamos ante Él con dudas. Dios no quiere que le adoremos en ignorancia; Él quiere que sepamos por qué le adoramos. La fidelidad al Señor no consiste en hacer las cosas por costumbre, ni en defender la doctrina. La fidelidad es la valentía de poder repensar y ser autocríticos, para que nuestra mente permanezca abierta y enseñable. ¡Un mensaje retador!
81:07 20/05/24
Karma o cosecha
A lo largo de toda la Biblia, se nos habla de que incluso las acciones que parecen pequeñas, tarde o temprano traerán una cosecha. Cuando vemos a una persona que nunca para de cosechar; es por la sencilla razón de que esa persona siembra constantemente, a diferencia de aquellos que lo hacen sólo en ocasiones, o de los que nunca siembran. Las personas egoístas que no siembran, prefieren culpar a la mala suerte, al gobierno de turno o al karma por sus infortunios. Sin embargo, quienes llegan a ser grandes en algo es porque le dedican al menos diez mil horas de vuelo a su pasión. No es suerte, no es karma; es constancia, disciplina... y siembra. Una buena cosecha es el resultado de innumerables siembras pequeñas, hechas de manera constante.
78:35 13/05/24
Fondeo
Cuando nos toca una temporada en el hospital, un tiempo de vacas flacas, o un paréntesis en nuestro ministerio, generalmente queremos que alguien nos remueva de la tormenta. Pero es en esos momentos que, en lugar de pedir ser evacuados y eyectados, debemos aprender a confiar en el Señor. Sin importar cuánto el viento sople, no te rindas, no te entregues, no bajes los brazos... Fondea tu barco al fondo del océano y resiste, porque debajo de la superficie tenemos un ancla. ¡Jesús es la firme ancla de nuestra alma!
72:32 06/05/24
Una
Muchas iglesias, sin saberlo, se centran en el círculo interior, olvidando a las personas que más necesitan de Jesús. En River, sabemos que nuestra asignación específica son las personas perdidas; nuestros corazones están enfocados hacia afuera. Si queremos simplificar nuestra vida y que sólo nos importe UNA cosa, debemos centrarnos, al igual que River, en lo que Dios nos llama a hacer. El reto de la vida consiste en averiguar lo antes posible, cuál es esa cosa para la cual fuimos asignados y destinados.
74:14 29/04/24
Río arriba
Durante años la iglesia se ha ocupado de los residuos que aparecen río abajo, removiendo un poquito de esa basura con algunas píldoras de “sana doctrina’, un domingo a la vez. Sin embargo, el problema siempre radica en el centro de nuestro corazón. Debemos quitar toda relación terrenal del centro y colocar a Jesús en su justo lugar. Hay que ir río arriba, al corazón del problema, para limpiar el enorme basural que no nos permite vivir en plenitud. Cuando Jesús es verdaderamente nuestro Señor, estamos en las mejores condiciones para ser esposos, padres e hijos.
75:51 22/04/24
Hombres en extinción
Hoy estamos ante una generación de hombres de ánimo inestable, en el que sobresale la fragilidad emocional; un grupo de hombres que “por todo reclama, por todo se queja, por todo llora y por nada pelea”. Sin embargo, nuestro Dios es un guerrero fuerte y temible en la batalla, que conduce personalmente a sus propios ejércitos. La vida nos va a proveer un millar de oportunidades para entrenar nuestro carácter como hombres y no debemos huir de eso. No se ganan las batallas barriendo el conflicto debajo del tapete. Dejemos la pasividad a un lado y recordemos que estamos hechos a imagen de Dios. ¡Recuperemos de una vez por todas la masculinidad en nuestras filas!
79:18 15/04/24
Rápidos y furiosos... pero agobiados
La prisa mata todo lo que consideramos valioso: la espiritualidad, la salud, la pareja, la familia, la capacidad de reflexión, la creatividad, la generosidad y el escuchar a Dios. Seguir a Jesús es una relación, y todas las relaciones ameritan y requieren tiempo. Si hay algo que podemos leer en los cuatro evangelios, es que Jesús nunca tenía prisa. El seguir a Jesús tiene que convertirse en nuestro estilo de vida. Lo que necesitamos es una espiritualidad más lenta; que nuestras almas, que se quedaron atrás, alcancen de una buena vez, a nuestros cuerpos. El Señor, nos invita a caminar hombro a hombro con Él, a compartir el yugo; de manera que, a nosotros, el vivir se nos haga liviano.
73:36 08/04/24
El evangelio del Poseidón
Cuando el Señor dice: “El que se humilla a sí mismo será enaltecido”, está diciendo que somos nosotros los responsables de nuestra propia humildad. El gran problema a resolver, es que tenemos que lograr humillarnos sin sentirnos orgullosos de habernos humillado, y aprender a confesar nuestros pecados voluntariamente, sin que nos confronten. No hay nada que reemplace nuestra humillación ante Dios. Todo aquel que se empeñe en subir y ser alguien, en realidad se está yendo al fondo del mar. Y todo aquel que decida bajar a las profundidades de la humillación, en realidad está subiendo a la superficie y salvando su vida.
80:11 01/04/24
El muro
En nuestra vida, muchas veces tenemos que mantener el rumbo, incluso cuando no sabemos a dónde vamos. Fijamos metas, ponemos lo mejor de nosotros y aún así nos chocamos contra un muro. Pero Proverbios afirma: “Los justos podrán tropezar siete veces, pero volverán a levantarse”. El desafío es mantener la fe cuando la neblina baja y lo único que podemos ver frente a nosotros es una colina rompe corazones. Recordemos que la carrera no es siempre para los rápidos, ni la batalla para los fuertes, sino para los que perseveran hasta el final.
73:04 25/03/24
Un Dios celoso
Todos somos adoradores de algo, o de alguien. La idolatría no es uno de muchos pecados; sino el gran pecado, del cual se desprenden todos los demás. Si comenzamos a escarbar debajo de la superficie de cualquier lucha que estemos enfrentando, vamos a descubrir que debajo de todo, siempre hay un “dios falso”. Y mientras ese “dios” no sea destronado y el verdadero Dios no ocupe ese lugar, no vamos a alcanzar la victoria.
76:09 18/03/24
Pensé que era gratis
No hay forma de seguir a Jesús sin negarse a uno mismo; no hay perdón sin arrepentimiento; no hay salvación sin entrega. Sin embargo, en lugar de enfocar nuestra fe con un espíritu de renuncia que exprese: «¿Qué puedo hacer por Jesús?», hemos desarrollado una mentalidad socialista que pregunta: «¿Qué puede hacer Jesús por mí?» o lo que es peor: “Si lo sigo, ¿qué me va a dar?”. Si no ha habido sacrificio en tu vida, si al menos no te has sentido un poco incómodo por seguir al Señor, quizá no estés llevando tu cruz. ¡Un mensaje revelador!
67:49 11/03/24
Alerta de spoilers
La Biblia nos asegura que cuando Dios escribe nuestra historia, podemos estar confiados que Él tiene la última palabra. El final siempre será bueno, aun cuando sea difícil hallar gracia en la enfermedad, el desempleo o el divorcio. Debemos siempre recordar que nuestros tiempos difíciles no serán el final de la historia, que estamos en la mitad de nuestro viaje. Pase lo que pase, no tenemos que cerrar el libro de la vida, no tenemos que bajar los brazos. Debemos seguir leyendo -a veces hasta el momento de llegar a la eternidad, pues en el final todo el dolor y el sufrimiento tendrán propósito y mucho sentido.
76:26 04/03/24
La leyenda del ángel
Hay muchísima gente que prefiere estar a un metro del pozo de Betesda, porque en realidad no quieren ser sanos. Se encuentran paralizados y resignados a su realidad, ya sea por miedo al cambio, por vergüenza, o por tener una mentalidad de víctima. Quieren cambiar, pero ‘no pueden’ hacerlo. Pero, así como Jesús le dijo al hombre ciego: ¡Levántate, recoge tu camilla y anda”, así Él quiere que pasemos de la pasividad a la actividad. No hay ninguna leyenda de ningún ángel que vaya a sanarte. ¿Quieres el milagro? Entonces ¡Levántate y muévete! ¡Basta de llorar! Sal a la calle, que la vida te espera. Selecciona cuidadosamente tus semillas y luego siembra intencionalmente.
70:41 26/02/24
Somos los demás
Con frecuencia, la religión nos da una sensación de superioridad que nos hace pensar que pertenecemos a un club privado y nos lleva a revisar las reglas, enmendarlas, y luego exigírselas a los demás que no pertenecen a nuestro club. Estamos conscientes que somos pecadores; pero siempre nos parece mejor el demostrar que existen peores pecadores que nosotros. Nos cuesta mucho admitir que estamos tan quebrados, rotos y hechos trizas como “los demás”. Pero la buena noticia es que Dios repara lo que está roto. El Señor toma a los olvidados, los subestimados, los marginados, los descartados, los dañados y destruidos, y hace lo que tan sólo Él puede hacer; toma los pedazos rotos y nos vuelve completos. ¡Lo roto, lo quebrado, siempre es más valioso en Sus manos!
73:01 19/02/24
Atrapado en mi propio avatar
Muchos dejamos de ser nosotros mismos, para ser “ese avatar que todo el mundo quiere que seamos”. Y quedamos atrapados en un personaje, en un falso yo más adornado, más ‘limpio’, preocupados siempre por agradar a los demás. Esa afición a nuestro avatar nos impide tener la relación íntima y auténtica que Jesús quiere que tengamos con Él. Dios no puede ungir y bendecir lo que pretendemos ser. Cuando Jesús habla del corazón limpio, puro; no habla del corazón perfecto, sino del que es sincero; auténtico. El Señor prefiere el quebranto genuino, antes que la “espiritualidad fingida”. Él nunca bendecirá a una escenografía. Tan sólo digamos la verdad, porque ella nos libera y nos acerca al Señor.
78:39 12/02/24
La aterradora cláusula 490
Cuando Jesús expresó por vez primera el mandato "Amad a vuestros enemigos", le añadió esta explicación: “para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos”. Nuestro Maestro nos ha perdonado una deuda incalculable, pero también nos concedió una responsabilidad terrible: de alguna forma, el perdón divino depende de nosotros, porque sólo si perdonamos a los que nos ofenden, el Padre perdonará nuestras ofensas. Un mensaje que nos ayudará a ser libres de la cárcel del odio y el resentimiento.
76:37 05/02/24
Gracia implacable
No nos hacemos ningún favor justificando nuestros pecados diciendo que damos fruto y que tenemos una sana doctrina. ¿Cómo puede Dios curar lo que negamos, lo que ocultamos? ¿Cómo puede Dios darnos gracia, si queremos pagarla sólo con hechos? Si queremos cambiar de verdad, debemos nacer de nuevo, permanecer en la vid... y el fruto aparecerá orgánicamente. Separados de Dios, no podemos dar ningún fruto. Recordemos que el Señor corta ramas para que podamos fructificar y Él escucha las oraciones de los ladrones. Somos salvados cuando levantamos la mirada hacia la cruz. Todo lo que tenemos que hacer, es creer y arrepentirnos.
61:05 29/01/24
El cisne negro
Muchos teólogos coinciden en que la manera en la que Dios ama a sus hijos, es una suerte de cisne negro; porque el amor del Señor es radicalmente diferente, a la forma humana en la que nosotros amamos. A diferencia de nosotros, el Padre ama a aquellos indignos de ser amados, no nos ama según nuestros méritos. Él no espera hasta que nuestra vida moral esté en orden para luego poder amarnos. Su amor es incondicional y escandaloso. ¡Dios nos ama como somos y no como deberíamos ser! Sus brazos siempre están extendidos; somos nosotros los que en ocasiones nos apartamos de Él.
75:40 22/01/24
¡Homero no es un hijo de Dios!
¿Por qué insistimos en crear cajas, categorías o denominaciones que nos definen en contraposición con otros? Esas barreras crean polarización, segregación y división, y eso nos mantiene distantes del plan unificador de Dios. El verdadero cristianismo NO es una religión o una denominación. El cristianismo y los evangélicos NO somos «el camino». ¡Jesús es el Camino! Y el Evangelio -la Buena Noticia- es que Jesús ya nos ha incluido a TODOS en Su vida y en Su relación con Dios Padre, sin importar clasificaciones. Recordemos que lo primero es el amor, la gracia, la misericordia, lo que Jesús es. Todos somos hijos de Dios; excepto que algunos todavía no lo creen. ¡Un mensaje retador!
74:20 15/01/24
Cuando vas sin que te envíen
La mayoría de las veces, tenemos la tendencia a bajarnos a caminar sobre el agua, mucho antes que Dios nos llame a abandonar la barca. El problema con esto, surge cuando nuestro carácter aún no puede sostener el llamado y terminamos sacrificando nuestro propósito divino en el altar del egoísmo y la conveniencia personal. Olvidamos que, desde la promesa al cumplimiento, siempre estará la transición y solemos confundir preparación con abandono. Por eso, oremos hoy, no para que Dios acorte la duración de nuestros tiempos difíciles, sino para que logremos aprender de nuestra experiencia en el desierto.
74:55 08/01/24
Cuando no hay plan
Cuando Dios habla, sólo hay una respuesta adecuada: la obediencia inmediata, sin cuestionamientos. Así que, si sientes el dolor de una carga pero no has actuado, tienes que entender que estás desobedeciendo a Dios. El estudio bíblico, la unción, el griterío en la iglesia, la doctrina, el empoderamiento, la oración y el ayuno, el tembleque y las lenguas, ¡no pueden reemplazar a la acción! Hay que dejar a un lado la postergación y la pereza. Sé fiel en lo que el Señor te mandó a hacer hasta que Él te cambie la orden; y recuerda que, cuando te parezca que no hay un nuevo plan… ¡es porque tú eres el plan!
61:22 31/12/23

Podcasts similares